Noticia: 26/01/2021 La modernización y transformación digital, prioridades para la Agencia Cántabra de Administración Tributaria

María Sánchez, consejera de Economía y Hacienda, ha presidido esta mañana el Consejo Rector de la ACAT en el que se han establecido los ejes de actuación prioritarios para 2021

Ejecutar un proceso de modernización y la transformación digital a medio plazo, con el propósito último de facilitar cualquier tipo de trámite a la ciudadanía, es el principal objetivo establecido por la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT) durante su Consejo Rector celebrado esta mañana. María Sánchez, consejera de Economía y Hacienda, acompañada por el director de la Agencia, César Aja, han presidido la reunión anual del principal órgano de gobierno de la entidad. Un encuentro en el que se ha aprobado una inversión de 1,2 millones de euros en 2021 para acometer este proceso.

“La digitalización es uno de los pilares fundamentales que establece Europa para un cambio del modelo productivo y para salir de la crisis de una manera reforzada”, señala la consejera. En ese sentido, la titular de Economía ha explicado que la modernización de la ACAT conlleva la renovación integral en todos los ámbitos. “El presupuesto para este año para 2021 contempla una inversión muy importante en materia de digitalización” ha subrayado Sánchez.

Aspectos como eliminar el papel en la gestión interna; mejorar los canales no presenciales; facilitar el teletrabajo (especialmente en una coyuntura epidemiológica como la actual) y disponer de información precisa y detallada sobre la gestión, recaudación e inspección tributarias son algunos de los hitos principales de este proyecto. Se trata de renovación integral, cuya ejecución se prolongará hasta 2023 y dispondrá de una consignación presupuestaria total de 4,5 millones de euros.

“Es un paso de gigante que queremos dar, con el fin de conseguir una agencia moderna y cercana al contribuyente, que facilite sus obligaciones tributarias y que permita una mayor agilidad en las relaciones entre el contribuyente y la Agencia”, expresó su director, César Aja.

El enfoque adoptado para acometer esta renovación pretende conseguir un sistema integral e integrado, construido originalmente sobre componentes actuales de la Administración Electrónica. Para ello, se empleará “un software que nos permitirá ser mucho más eficientes y eficaces”, señala Aja.

Entre todas las acciones previstas, el director de la ACAT ha destacado la necesidad de eliminar el papel. “En el siglo XXI, es algo que ya parece imprescindible”. Asimismo, Aja indicó que pretenden llevar a cabo actuaciones que permitan, también, una mejor colaboración con los Ayuntamientos. En ese sentido, cabe recordar que 48 municipios de la región ya han optado por delegar en la Comunidad Autónoma las facultades de gestión, liquidación, inspección y recaudación tributarias.

El proyecto para digitalizar la ACAT surge de un trabajo previo de evaluación de la situación actual por parte de todos los responsables de la Agencia.

De esta manera, una vez detectadas las debilidades y necesidades asociadas a los sistemas de información actuales, se comienza a ejecutar un plan a medio plazo con el objetivo de adaptar los servicios a una agencia del XXI, siguiendo para ello el modelo establecido por la Agencia Tributaria

Para la ejecución del proyecto, se han aprovechado los mecanismos habilitados por la actual Ley de Contratos del Sector Público, llevando a cabo una Consulta Preliminar al Mercado en la que se ha obtenido una participación razonable y valiosa información de cara a afrontar el proceso de licitación.

Asimismo, en la reunión se ha llevado a cabo la aprobación de Obligaciones de Carácter Plurianual en el ejercicio 2020 y la aprobación de la Propuesta de Proyecto de Presupuesto Anual 2021, así como la presentación de los Indicadores de Gestión del ejercicio 2020.

12654099