Contenido:

Novedades fiscales 2020

Fecha de publicación: 04/03/2020

Contenido:

Descripción:

Novedades derivadas de la aprobación de la Ley de Cantabria 5/2019, de 23 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas

Impuesto sobre sucesiones y donaciones

No hay cambios con respecto al ejercicio anterior, lo que supone que  las herencias o donaciones entre padres e hijos, cónyuges, parejas de hecho o ascendientes y descendientes de línea directa seguirán bonificados al 100 por cierto.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales

Para poder aplicar el tipo reducido del 5% en la adquisición de viviendas a particulares cuando son objeto de rehabilitación, además de mantenerse los supuestos vigentes, se añade la exigencia de que el coste de las obras de rehabilitación deben suponer, al menos, el 25 por ciento del precio de adquisición. Asimismo, se debe mantener la vivienda al menos durante 3 años tras la rehabilitación.

Si se adquiere una vivienda junto con una persona cuya minusvalía sea de, al menos, el 33 por ciento y esta adquiere un mínimo del 50 por ciento de la misma, se aplicará el tipo reducido correspondiente a todos los sujetos pasivos de la operación (es decir, a todos los compradores).

Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF)

Se suprime la deducción autonómica correspondiente a la ayuda doméstica, que sólo será de aplicación en la renta de 2019. Por otra parte, se establece un nuevo límite común de renta en la base liquidable de 22.946 € para declaración individual y 31.485 € en caso de declaración conjunta, de cara a poder beneficiarse de las deducciones de arrendamiento de vivienda habitual, gastos por enfermedad y gastos por guardería. En ningún caso darán derecho a practicar estas deducciones las cantidades satisfechas mediante entregas de dinero en efectivo.

Se crea una nueva deducción por nacimiento o adopción de hijos (con límite, en este caso, de 31.485 €), así como otra deducción por inversiones o donaciones a entidades de la economía social establecidas en Cantabria. También se crean nuevas deducciones para contribuyentes que tengan fijada la residencia en zonas con riesgo de despoblamiento.

Impuesto sobre el patrimonio

No presenta novedades con respecto al ejercicio anterior. Estarán obligados al pago aquellos contribuyentes que posean propiedades valoradas en más de 700.000 €, excluida la vivienda habitual (con un límite para ésta de una valoración de 300.000 €).