Noticia: 18/02/20 La mitad de los municipios cántabros se beneficiarán en 2020 de deducciones en el IRPF para frenar la despoblación

El pasado 18 de febrero se ha publicado la orden por la que se aprueba la relación de municipios que tiene la condición de Zona Rural de Cantabria en Riesgo de Despoblamiento para el ejercicio 2020.

  

Esta consideración se aplica a aquellos municipios o ayuntamientos que cumplan alguno de los siguientes tres criterios objetivos: Población inferior a 2.000 habitantes, Densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado ó Tasa de envejecimiento superior al 30 %.

En principio estos son los municipios en riesgo de despoblamiento en el 2020, según la Orden publicada por la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria : Anievas, Arenas de Iguña, Argoños, Arredondo, Bárcena de Pie de Cocha, Bareyo, Cabezón de Liébana, Cabuérniga, Camaleño, Campoo de Yuso, Cieza, Cillorigo de Liébana, Escalante, Hazas de Cesto, Hemandad de Campoo de Suso, Herrerías, Lamasón, Liendo, Limpias, Luena, Meruelo, Miera, Molledo, Peñarrubia, Pesaguero, Pesquera, Polaciones, Potes, Rasines, Rionansa, Riotuerto, Las Rozas de Valdearroyo, Ruente, Ruesga, Ruiloba, San Miguel de Aguayo, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Santiurde de Reinosa, Santiurde de Toranzo, Saro, Selaya, Soba, Solórzano, Los Tojos, Tresviso, Tudanca, Udías, Valdeolea, Valdeprado del Río, Valderredible, Vega de Liébana, Vega de Pas, Villacarriedo, Villafufre y Valle de Villaverde.

Conviene recordar que las deducciones autonómicas que se pueden aplicar en la declaración por el IRPF del ejercicio 2020 son las siguientes:

  1. Por contratos de arrendamiento de viviendas y que constituyan o vayan a constituir la vivienda habitual del arrendatario.

Deducción para el arrendatario.

El arrendatario podrá deducir el 20 por ciento, hasta un límite de 600 euros anuales en tributación individual y 1.200 euros en tributación conjunta de las cantidades satisfechas en el periodo impositivo por el arrendamiento de su vivienda habitual, siempre que la base liquidable del periodo, después de las reducciones por mínimo personal y familiar, sea inferior a 22.946 euros en tributación individual o a 31.485 euros en tributación conjunta.

Deducción para el arrendador.

El arrendador podrá reducir la cuota correspondiente al rendimiento neto, determinado conforme a las normas establecidas en los artículos 22, 23 y 24 de la Ley del I.R.P.F, en un 50 % siempre y cuando el arrendamiento no constituya una actividad económica para el arrendador y su residencia habitual se encuentre en la misma zona en riesgo de despoblamiento.

  1. Deducción por gastos de guardería.

Si la vivienda habitual del contribuyente se encuentra situada en una de las zonas rurales de Cantabria calificada como en riesgo de despoblamiento, se podrá deducir un 30 % en los gastos de guardería de los hijos o adoptados con un límite de 600 euros anuales por hijo menor de tres años.

Requisito: Que la base liquidable del periodo, después de las reducciones por mínimo personal y familiar sea inferior a 22.946 euros en tributación individual o a 31.485 euros en tributación conjunta.

  1. Por los gastos ocasionados al trasladar la residencia habitual a una zona de Cantabria en riesgo de despoblamiento por motivos laborales por cuenta ajena o por cuenta propia.

El contribuyente podrá deducirse 500 euros en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente.

El traslado de la residencia habitual desde cualquier punto de España a una zona en riesgo de despoblamiento de Cantabria, debe venir motivado por la realización de una actividad laboral bien por cuenta ajena o bien por cuenta propia.

Para consolidar el derecho a la deducción, es preciso que el contribuyente permanezca en la nueva residencia habitual durante el año en que se produce el traslado y los tres siguientes.

El incumplimiento de cualquiera de los dos requisitos anteriores dará lugar a la integración de las cantidades deducidas en la cuota íntegra autonómica del ejercicio en que se produzca el incumplimiento, con los correspondientes intereses de demora.

La base liquidable del periodo, después de las reducciones por mínimo personal y familiar sea inferior a 22.946 euros en tributación individual o a 31.485 euros en tributación conjunta.

El importe de la deducción no podrá exceder de la parte autonómica de la cuota íntegra procedente de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas del ejercicio en que resulte aplicable la deducción.

  1. Para el fomento del autoempleo de jóvenes menores de 35 años que fijen su residencia habitual en zonas de riesgo de despoblamiento.

1.000 euros para los contribuyentes menores de 35 años que causen alta por primera vez, como persona física o como partícipe en una entidad en régimen de atribución de rentas, en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores previsto en el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de las Actuaciones y los Procedimientos de Gestión e Inspección Tributaria y de Desarrollo de las Normas Comunes de los Procedimientos de Aplicación de Tributos.

La deducción se practicará en el periodo impositivo en que se produzca el alta en el Censo.

Que la actividad se desarrolle principalmente en el territorio de la Comunidad de Cantabria. Que el contribuyente se mantenga en el citado Censo durante al menos un año desde el alta.

9437330